AMOR AL SOCIALISMO

El Capitalismo siempre ha de sufrir de una desventaja de mercadeo sobre el Socialismo, lo cual no es de sorprender.

El Socialismo es profundamente romántico: un sueño peligrosamente seductivo de prosperidad como función de justicia, donde el sabio redistribuye las ganancias de los malvados para cuidar de los necesitados. Las promesas del Socialismo son tan atractivas que cualquier cuestionamiento sobre su pobre desempeño es rechazado como inculto o antiintelectual. Es una filosofía infantil, y como un niño travieso, tiene acceso a una fuente sin límite de pasiencia, perdón y segundas oportunidades.

El Capitalismo no goza de tan maravillosa difución. Para el académico, le es vulgar, mientras que el político pide a sus constituyentes que dejen tales preocupaciones materiales en sus manos adulándolos con la promesa de que así podrán elevar su existencia sobre las preocupaciones de la vida material.

La realidad es que el Capitalismo es el cincel que usa un pueblo para tallar sus sueños. Sin él solo somos libres de mendigar de las arcas del Estado y de quejarnos cuando falla en proveernos de lo que queremos. La Libertad es solo una teoría cuando le falta medios de expresión. Libertad de opinión sin Libertad de Propiedad Privada solo sirve para dibujar en la arena en vez de tallar en la piedra.

John Hayward, segmento traducido de “FOR THE LOVE OF CAPITALISM

¿qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s