REFORMA DE SALUD – PAGADOR UNICO

El sistema de salud de Puerto Rico es uno bien oneroso. Nos dicen que Puerto Rico gasta mas por cada paciente que otras naciones, como el Reino Unido, y aún así obtiene peores resultados. Muchas son las personas que están abogando por la disolución del mismo, eliminar el uso de planes médicos privados  y movernos a un sistema de pagador único. Todos queremos un sistema de salud donde todo ciudadano no importa su estación en la vida y la sociedad pueda tener acceso al mismo. Sin embargo, el gasto médico continúa en ascenso haciendo que el mismo esté fuera del alcance de aquellos que no estén cubiertos por algún plan médico sea este privado o público. Muchos de los argumentos a favor de un Pagador Unico revuelven alrededor del discurso de que la aseguradoras van tras las ganancias económicas como prioridad principal en vez de velar por la salud de los miembros de estos planes. Otros argumentan que los ejecutivos de estas empresas ganan cuantiosos sueldos los cuales muchos ven, como algo indigno e indeseable para un tipo de empresa que se supone esté velando por los mejores intereses de los pacientes y no velando por aumentar sus ganancias propias.

De un 100% del dinero que manejan las aseguradoras solo el 2% son ganancias, el 6% se usan en gastos administrativos y el resto, 92%, se pagan en reclamaciones. Cómo ese 2% nos resolverá el problema de acceso y costo de nuestro sistema de salud, queda sin ser explicado por los que proponen este sistema.

Las aseguradoras, en su afán de aumentar las ganancias, tienen que buscar eficiencias en la operación administrativa de sus programas. Por eso es que solo el 6% se va en gastos de administración. Las aseguradoras en su afán de lograr mas ganancias pasan juicio sobre la idoneidad de tal o cual tratamiento limitando así los mismos. Las aseguradoras en su afán de lograr mas ganancias limitan los pagos a los proveedores de los servicios médicos. En otras palabras las aseguradoras al buscar la mayor cantidad de ganancias mantienen los costos de salud mas bajos que de lo contrario serían.

Todos conocemos al gobierno como un agente corruptor en la sociedad. Específicamente el gobierno de Puerto Rico, con su crónica polarización y su profunda corrupción no podrá ser tan efectivo como lo son las aseguradoras en mantener los costos relacionados a la salud controlados. Una vez que el gobierno tome la función que en estos momentos están haciendo las aseguradoras no habrá forma de controlar los gastos. La función administrativa se convertirá en otra fuente de puestos públicos ha ser llenada por batatas políticas aumentando así los costos de la misma la cual en estos momentos es de solo un 6% del total. Al Gobierno de Puerto Rico, dado su paternalismo, se le hará bien difícil el controlar los gastos médicos, gestión que en estos momentos hacen las aseguradoras limitando así el acceso a tratamientos estríctamente necesarios. Las aseguradoras llevan a cabo esta antipática función la cual mantiene los costos del sistema controlado. Por tanto, el resultado final de la gestión gubernamental será aumentar la partida de reclamo al igual que aumentar los gastos administrativos. La partida de 2% de ganancias no será lo suficiente para cubrir el incremento en estas dos partidas lo que redundará en un gasto aún mas excesivo e insostenible de los gastos médicos.  Esto llevará al gobierno a exprimir los pagos a los proveedores de los servicios médicos exponiendo a muchos a tener que emigrar a los EEUU o sencillamente a no aceptar el plan del gobierno aumentando así la crisis actual en cuanto a la disponibilidad de médicos especialistas.

Pero aún exprimiendo los pagos a los proveedores el gasto general en la salud crecerá inexorablemente con el pasar del tiempo hundiendo al sistema, aún mas, en este pantanal de mediocridad donde la disfuncionalidad es la norma en la gestión. Aún con el éxito que pueda haber tenido el Pagador Unico en otros países se me hace bien difícil ver como podría este esquema ser exitoso en Puerto Rico dada la cultura propia nuestra sobre como manejar la gestión pública. Es difícil responsabilizar a las aseguradoras, las cuales gozan de un 2% de ganancias, del aumento de los costos del sistema de salud. Se necesita de mucha imaginación, negación o inocencia crasa para entretener la idea de que el gobierno de Puerto Rico va a lograr mantener los gastos controlados dada la cultura de paternalismo que permea al mismo y a la profunda corrupción en general que sufre la gestión pública en nuestra isla.

¿qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s