COMENTARIO SOBRE LA AUTORIDAD DE ENERGIA ELECTRICA

La historia de la Autoridad de Energía Eléctrica es otra muestra de la fallida lógica que los políticos puertorriqueños han abrazado en cuanto al papel del gobierno en la sociedad. Todos hemos crecido con la idea inculcada como propaganda de la necesidad de que esta corporación esté bajo control del gobierno central para así lograr la electrificación masiva de Puerto Rico, electrificación que de otra forma no hubiera sucedido.

Una evaluación mas fría de esta aseveración nos muestra lo equivocado de esta línea de pensamiento. No solo se hubiera logrado la electrificación masiva sino que la misma se hubiera logrado sin la distorción económica que estamos sufriendo desde hace muchas décadas. Demás está decir que las primeras plantas eléctricas fueron privadas y que las mismas fueron creciendo según la capacidad de la economía así lo permitía. Las productoras de energía eléctrica solo pueden vender mas y crecer mas según va creciendo la clientela. Por tanto la expansión de la red eléctrica seguirá  de la mano del crecimiento económico de la isla. Es irrazonable pensar que un segmento significativo de la isla hubiera estado sin electrificar a estas alturas si no fuera por la acción del gobierno.

Este tipo de pensamiento viene de la época del “New Deal” en la cual el papel del gobierno cambió a uno mas interventor. En el 1937 el gobierno de los EEUU comenzó a invertir en las utilidades públicas con el argumento de electrificar al resto de la nación lo mas rápido posible a través de la gestión gubernamental. Los EEUU estaban electrificados en un 44% para el 1937 y en un 90% para el 1956. Esa estadística parece validar la posición de los que ven en la gestión gubernamental la salvación para todos nuestros males.

Demás está decir que el 44% que lograron las empresas privadas fue comenzando desde cero; cuando no habían libros ni experiencia sobre como construir una planta eléctrica, un transformador, un generador o como diseñar una red de distribución, etc, etc, etc. Donde cada error era un momento que iluminaba hacia un nuevo conocimiento y por ende hacia el camino correcto de como lograr continuar el crecimiento de la red eléctrica. Para el ’37 todo el conocimiento sobre electrificación estaba escrito y distribuido. No es irrazonable llegar a la conclusión de que ese 90% se hubiera logrado aún sin la intervención del gobierno.

En Puerto Rico la nacionalización de la gestión eléctrica se materializó en el 1941 bajo la gobernación de Rexford Tugwell, quien en el 1927 visito a la URSS y quedó positivamente impresionado sobre el control que ejercía el gobierno central sobre la economía de ese país declarando con entusiamo que “Una nueva vida ha comenzado allí” (“There is a new life beginning there.”). No hay que entrar en la historia trillada sobre lo funesto que fue la intervención gubernamental en la URSS para la economía de ese país. Pero sí hay que señalar que Rexford Tugwell es el responsable de esta forma de pensar que nos han vendido desde niños sobre la función benevolente de la gestión gubernamental.tugwell

La realidad es que el daño que la AEE ha causado a la economía puertorriqueña no se puede cuantificar. Cuantas compañías abandonaron sus planes iniciales de establecer alguna operación en Puerto Rico debido al alto costo de la electricidad nunca lo sabremos. Cuantas compañías puertorriqueñas han tenido que cerrar debido a los altos costos de esta utilidad tampoco.

Las fuerzas del mercado que tan beneficiosas son para el pueblo en general no pueden actuar cuando el gobierno y su acción corrompedora controlan todo el mercado. A diferencia de una compañía privada la cual tiene que tomar acción para mantener sus costos de operación competitivos las corporaciones que son corridas por el gobierno no sienten esa presión de mercado. La AEE nunca pierde. Con aumentar las tarifas es suficiente para cubrir los gastos de operación.

Una compañía privada tiene que buscar la forma de ahorrar y buscar eficiencias para pasarle los ahorros a sus clientes de esta forma posicionándose de forma mas favorable frente a la competencia como ha sucedido en los EEUU con las ventas “wholesale” de electricidad. Ver artículo de Forbes aquí.

PRIVATIZACIÓN DE LA AEE

La privatización debería diseñarse de la siguiente forma:

  1. Dividir la Red de Distribución de la Producción – La red de distribución debe estar en manos de una institución privada sin fines de lucro en cuya junta estarían sentados representantes de los productores de electricidad, de la red de distribución, el gobierno y la ciudadanía. Esta junta estará a cargo de dirigir la gestión distributiva y mantener la red en óptima condiciones al mínimo costo. Los productores privados serán los que aporten a la operación de esta entidad. Bajo ninguna circunstancia el gobierno ha de tener un papel protagónico en esta junta ya que el mismo a la larga la usará para allegar fondos para otras cosas que en nada tienen que ver con la didstribución de la electricidad aumentando así el precio de la misma. Através de esta entidad se pagaría mensualmente la deuda existente ($9billones de dólares) hasta que la misma se salde varias décadas después. Otra forma de manejar esto, con un poco de imaginación, sería manejar la Red de Distribución como una cooperativa de ahorro donde los socios son los mismos clientes residenciales, comerciales e industriales de la misma.
  2. Privatizar las Plantas de Producción – Al permitir la competencia entre los productores de energía garantizamos una mejor eficiencia de recursos y eliminamos la insalubre situación de tener corporaciones públicas corroídas por la gestión política. Bajo este esquema se le dará una tajada mayor a la productora de electricidad que logre el precio mas bajo de producción. Entre los entes privados a los cuales se les puede comprar energía están los hogares que generen mas de lo que consumen a través de placas solares o molinos de viento.

Este tipo de arreglo elimina la relación entre el gobierno y esta industria lo cual redundaría en mayores eficiencias. Por ejemplo, se acabaría la cultura de regalar electricidad a los municipios y residenciales,  de pagar pensiones a empleados con 30 años de servicios cuando en la industria privada es a los 67 años de edad cumplidos irrespecto de los años de servicio, de generar empleos inútiles cada vez que gana el otro partido político y de pedir dinero prestado a nombre de esta corporación para ser usado el mismo en otros menesteres.

También se eliminaría esta cultura de mediocridad donde la corporación sencillamente hace lo mínimo para seguir operando pero sin nunca hacer los esfuerzos para invertir y hacerse una operación mas eficiente que le redunde mas valor a sus clientes. La cara mas corrupta de esta cultura son los bonos anuales millonarios que se reparten en esta corporación sin que los mismos tengan relación con eficiencias en la operación. En otras palabras, son mas una repartición del botín que bonos por productividad.

La privatización de la AEE es una gestión que no puede esperar mas. Esta corporación pública es un lastre a la economía de Puerto Rico y mientras siga en manos del gobierno continuará siendo un obstáculo al futuro desarrollo de nuestra isla.

PS: UNA ANÉCDOTA SOBRE COMO NOS ALIMENTAN CON MENTIRAS

El Lunes 28 de octubre del 2013, el periodista Julio Rivera Saniel entrevistó a un político o miembro de la junta de la AEE en su programa mañanero de Radio Isla 1320. El nombre de esta persona se me escapó ya que sintonizé la estación cuando ya había comenzado la entrevista.

El periodista le indagaba a esta persona en cuanto a su opinión sobre la controversia entre el senador Eduardo Bathia y el gobernador Alejandro García Padilla en relación a la posible privatización de la AEE.

Lo que le siguió a esta petición del periodista hacia esta persona fue el intento mas burdo e indecente de propaganda política que jamás haya yo sido testigo.

Esta persona comenzó a despotricar en contra de la privatización de esta agencia ante el “hecho” consumado, según él, de que la privatización había sido un fracaso en los EEUU. Como prueba de esto este caballero dio como referencia un artículo de Forbes Magazine que salió publicado apenas dos semanas antes de la entrevista. El señalaba una cita del periodista investigativo de CNN Charles Feldman hecha en el 2001 la cual aparecía en el artículo. La misma la reproduzco a continuación:

“The verdict is in: California’s experiment with energy deregulation is not just a mess; it’s a certifiable failure, according to everyone from the state governor to the very utilities that initially backed the scheme,”

El individuo continuó el programa entonces con el mismo discurso de que la desregulación sería un desastre y que lo que se necesitaba era mejor eficiencia en la gestión de esta corporación para lograr bajar el costo de la energía eléctrica. Demás está decir que a estas alturas el que se crea que una mejor gestión del gobierno es el camino hacia una energía mas barata está sufriendo del Síndrome de la Mujer Maltratada, quien estando en la cama recuperándose de todos los golpes que su pareja le ha proferido todavía confía en que él la quiere y que no solo él no la volverá a maltratar  sino que va a ser una mejor pareja en el futuro.

Siendo Forbes una publicación respetada, me apresté a buscar el artículo al cual se refería este señor, para informarme sobre la supuesta mala gestión de las utilidades privadas que generan electricidad. La conmoción que me causó leer el artículo no la puedo describir ante lo evidente de tan desvergonzado, burdo y descarado intento de influenciar la opinión pública con información falsa de esta persona.

Para el que esté interesado el artículo de Forbes lo puede accesar a través de este link; Forbes.

El título del artículo es el siguiente:

AFTER DECADES OF DOUBTS DEREGULATION DELIVERS LOWER ELECTRICITY PRICES

Con leer el título solamente ya se puede entrever que el artículo es uno que defiende la gestión privatizadora que se ha llevado a cabo en los EEUU dado los buenos resultados de la misma. Al leer el artículo me encuentro que en el tercer párrafo el autor del artículo hacer referencia a la cita que hizo el periodista investigativo Charles Feldman en el 2001 al cual esta persona hizo referencia. El autor del artículo citaba al Sr Feldman para llevar el mensaje de que aún ante las predicciones de los mas escépticos, como el Sr. Feldman, la privatización había sido un éxito. Tanto así que se está hablando de desregular la venta “retail” también; lo cual consumaría la privatización total del proceso de generación, transmisión y distribución de la energía eléctrica.

Es obvio que esta persona hizo referencia a este artículo ante la esperanza vana de que nadie haría el intento de buscarlo, lo cual le permitiría a él pintar al mismo como uno que defiende la regulación gubernamental de esta industria aún siendo esto una mentira.

Es bien importante que el pueblo de Puerto Rico no se deje engañar mas de personas que ideologicamente verán toda gestión gubernamental con buenos ojos no importa cuan desastrosa sea y que entienda que la única forma de sacar a Puerto Rico del hoyo en que estamos es precisamente sacando al gobierno de la mayoría de las gestiones que se puedan privatizar.

Un comentario

¿qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s