PATOLOGIA MENTAL DEL PUEBLO DE PUERTO RICO

A través del tiempo los puertorriqueños hemos sido bombardeados con este discurso de lo vital que es la gestión gubernamental para el bien de la sociedad y para la protección de los mas débiles. Nos han sumergido en todo un marco de pensamiento donde la gestión gubernamental la vemos como la causante de nuestro desarrollo y nuestro standard de vida la cual por mucho tiempo eclipsó al del resto de Latinoamérica.

Lo que estamos viviendo en el Puerto Rico presente es el resultado de esta visión. Un país como el nuestro con una base industrial autóctona muy débil le tomó solo de 4 a 5 décadas para que la mentira fuera evidente. ¡Toda una vida! Es la acción tan lenta de poder ver el daño de esta forma de pensar unida con la crisis existencial que todo ser humano experimenta, y que le hace tan fácil de abrazar el discurso esperanzador de un ente central protector, lo que hace virtualmente imposible poder argumentar de forma exitosa en contra de esta visión sobre el papel redentor del gobierno en la sociedad pero a la vez acentúa la importancia de esta coyuntura para argumentar en contra de esta visión.

Ahora, pero muy tarde, la mayoría de los puertorriqueños estamos atentos y mejor informados de los desmanes que el gobierno ha hecho para mantener esta mentira. Desmanes que son patentes desde hace décadas pero las cuales son imposibles de poder luchar en contra de ellas ya que la raíz y fuente de las mismas es la mentalidad ya programada en cada puertorriqueño sobre la idoneidad de la gestión central como ente regulador de las actividades económicas del país. Por ende, cada desmán se ve como una situación individual que se puede subsanar con más y mejores regulaciones y no como un síntoma de todo una marco mental fallido sobre el papel del gobierno en nuestra sociedad; papel que se basa en la idea de que la gestión central del gobierno es una beneficiosa, vital, certera y virtuosa y que sin la misma el pueblo estaría al descubierto a los grandes intereses del sector privado al cual hay que domar y controlar para el beneficio del resto de la sociedad. Y es que el que ve en la gestión gubernamental como la fuente de sabiduría para el desarrollo económico siempre buscará más intervención gubernamental a través de regulaciones, muchas veces absurdas, para subsanar cualquier desmán del “mercado” y nunca se planteará la necesidad de echar para atrás toda la intervención regulatoria del gobierno para mejorar la situación a largo plazo.

Un buen ejemplo que abarca en su totalidad esta forma de pensar fue la fundación de la Autoridad de las Fuentes Fluviales la cual hoy en día llamamos Autoridad de Energía Eléctrica. Puerto Rico comenzó a ser electrificado en 1893 por entes privados que invirtieron y arriesgaron su propio dinero. Estos mismos entes privados fueron expandiendo las oportunidades de electrificación según la economía de la isla lo permitía. Esta es más que prueba suficiente de que la empresa privada pudo haber continuado con esta electrificación de la isla sin la necesidad de entrometer al gobierno en la generación, transmisión y distribución de la energía eléctrica. Demás está decir que el papel que jugó la empresa privada, al comenzar desde cero la electrificación de la isla sin la ayuda del gobierno, fue por mucho mas difícil que el papel que llevó a cabo el gobierno al expandir la misma sobre lo poco que ya estaba establecido.

La empresa privada hubiera continuado su crecimiento de la mano del crecimiento de la economía y su red continuaría creciendo según la economía. Si el gobierno deseara que a alguna área se le proveyera el servicio podría hacerlo con subsidios para la construcción de nuevas líneas sin tener que controlar toda la operación eléctrica. El desmadre que tenemos ahora nunca hubiera sucedido.

Otro ejemplo de lo absurdo de la gestión gubernamental es la Oficina de Asuntos Energético; que por décadas no ha hecho nada para que Puerto Rico se mueva a nuevas formas de producir energía pero sin embargo sigue abierta como si algo productivo saliera de la misma. La empresa privada en continua competencia por tener mas clientes nos hubiera movido a otros combustibles y formas de generar energía sin la necesidad de esta oficina burocrática.

Y es que en el gobierno una persona puede estar décadas sentado sin hacer absolutamente nada productivo y aun así obtener bonos y pensión. En la empresa privada esto no es posible. El mejor ejemplo de esto es el desmadre del sistema de retiro gubernamental. Desde finales de la década de los 70 el mismo ya se veía que estaría en aprietos con el pasar de las décadas. Sin embargo, como reflejo de lo inútil de la cultura gubernamental se esperó hasta el último año, a esta altura del milénio, para atajar el problema. ¿Cuántas personas se retiraron tranquilas durante ese tiempo sin tocar este problema a sabiendas de que el mismo le explotaría a otro en el futuro? Esa es la razón por la cual el gobierno solo toma acción cuando la crisis está encima ya que nadie quiere tomar decisiones difíciles que atenten contra los intereses de otros ante el temor de arriesgar su puesto.

En la empresa privada se toman decisiones difíciles en el contexto de la competencia; o sea, en la empresa privada se busca quitarle el puesto a la competencia. Es a través de esta competencia que la compañías privadas mantienen los costos bajos y la operación bien capitalizada sin deudas mayores. Esta absurda situación donde la compañía eléctrica, siendo un monopolio, debe más de lo que vale la misma en el mercado nunca hubiera sucedido. Un monopolio que ha pasado por una crisis en su flujo de efectivo y que tuvo que subsanar el mismo cogiendo fondos capitales.

Los desmanes de esta compañía y la “justicia social” que le acompañaba será la deuda que llevarán en sus hombros las generaciones futuras de este país.

Un comentario

¿qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s