¿ES EL STATUS EL PROBLEMA DE PUERTO RICO?

Quiero argumentar en contra de la noción de que el status político ha sido el causante de la condición económica tan maltrecha del Puerto Rico de hoy. Este discurso es una forma bien conveniente de adelantar agendas políticas pero es uno errado, sin fundamento y  hasta deshonesto en su finalidad.

Aquellos que abogan por la estadidad o la independencia continuamente machacan la situación de subordinación política a la cual estamos expuestos y alegan que esta es la razón por la cual Puerto Rico se haya estancado económicamente. Pero la realidad es que Puerto Rico está fracasando miserablemente no por su status político sino por nuestra propia idiosincrasia política y cultural que nos lleva a ver la gestión gubernamental como el centro de la actividad económica del país. Puerto Rico seguirá fracasando mientras abraze esta forma de pensar no importa el status político que finalmente decida para su futuro, sea esta la Estadidad, la Independencia, el ELA, ELA mejorado o la República Asociada.

La persona que piensa que el status político tiene algún impacto nefasto en la economía es necesariamente una persona que cree en la acción del gobierno para mejorar las cosas. De otra forma no habría ningún problema con este status al compararlo con otros donde el gobierno tendría mayor radio de acción. Hay muchas políticas dañinas que no podemos implementar precisamente gracias al status que ostentamos ya que irían en contra de la jurisprudencia americana. Sin embargo, aquellas personas que abogan por estas mismas políticas son las mas vociferantes en cuanto a lo dañino que es el no poder tener todas las herramientas de poder político disponibles para implantar este tipo de políticas; políticas que solo nos hundirían mas en la miseria. Por tanto se puede argumentar que el status presente al no permitir espacio de discreción a políticos descerebrados, de los cuales en Puerto Rico son muy comunes, funciona como una malla de seguridad que no nos permite hundirnos mas rápido de lo que nos hubiéramos hundidos sin estas limitaciones de acción. Venezuela, Argentina y otros me vienen a la mente.

Abordemos, pues, los argumentos principales de los que señalan al ELA como la razón de nuestro estancamiento.

LA FALTA DE PODERES SOBERANOS DEL ELA

Bajo el argumento de la falta de poderes soberanos bajo el ELA se enmarcan un sin número de acciones que en estos momentos el gobierno de Puerto Rico no puede llevar a cabo pero que supuestamente son necesarios para que nuestro pueblo logre salir de este atolladero.

NEGOCIAR TRATADOS COMERCIALES

Uno de estos poderes soberanos es el de negociar tratados comerciales con otros países. Se oye mucho hablar como esto no nos favorece. La mayoría de los puertorriqueños estamos de acuerdo con esta visión ya que es la que nos machacan desde hace décadas muchos analistas políticos. Sin embargo, sería útil que alguno de estos analistas nos explicara detalladamente;

¿De qué sirve poder negociar tratados comerciales con otros países?

La pregunta parece tonta y falta de sentido común para aquel que ve en la acción del gobierno la fuente de salvación del pueblo. Y es que, como dije anteriormente, la persona que aboga por mas poderes para mejorar la situación económica es necesariamente una persona que cree que la gestión gubernamental es el centro y motor de la economía. Es pertinente hacer ver lo equivocado de esta visión. Lo primero que hay que poner en claro es lo siguiente;

Los países no comercian entre sí

Los que comercian entre sí son los individuos que viven dentro de esos países.

Por ejemplo, si usted compra un Mazda 3, auto japonés, esa compra no la hace Puerto Rico ni EEUU a Japón; la hace usted a la Mazda.

Una vez conocí un individuo, a través de terceros, que viajaba a Hong Kong para comprar muebles que luego distribuía en Puerto Rico. EEUU ni Puerto Rico compraron esos muebles sino un ciudadano que vive en la jurisdicción americana de la cual Puerto Rico forma parte.

Si vemos el comercio entre naciones desde esta perspectiva podremos mejor aquilatar el dato de que las importaciones desde centro y suramérica hacia los EEUU hayan aumentado en un 200% desde el año 2000.  El 40% de todas las exportaciones de EEUU van a Latinoamérica. ¿Qué ventaja puede tener un individuo o compañía que esté establecida en EEUU sobre nosotros en cuanto a su relación comercial con los países de latinoamérica? ¡Ninguna!

En estos momentos EEUU  está suscrito a tratados de libre comercio con un sin número de países latinoamericanos, Japón, Australia, Korea, Cánada, México etc. En estos momentos EEUU está negociando uno con Europa que a la larga formará así el mercado libre mas extenso del mundo. Estos tratados permiten que cualquier puertorriqueño pueda hacer negocios con industrias de otros países sin que medien las barreras reglamentarias que existían antes. Si estamos fracasando ahora con todos estos tratados de libre comercio a los cuales tenemos acceso, ¿de que forma vamos a ser mas exitosos bajo la independencia? Mejores condiciones que las que hemos logrado bajo los EEUU no las vamos a lograr bajo la independencia dado lo pequeño de nuestro mercado y del mínimo poder político que ostentamos. No solo eso; ¿Qué nos está deteniendo en estos momentos para nosotros comerciar con latinoamérica como lo hacen los ciudadanos de Texas, California, Florida, Georgia, New York, etc, etc?

A lo que quiero llegar es, si en Puerto Rico no se ha fomentado una cultura empresarial; ¿De que forma nos va a ayudar los tratados comerciales a mejorar la situación económica?. También habría que contestar la pregunta; ¿De qué forma los tratados comerciales bajo la independencia serían diferentes a los actuales en los cuales estamos sujetos ahora através de los EEUU?

Cualquiera que tenga la suficiente edad se acordará cuando en los 80s los políticos prometían que Puerto Rico se convertiría en el Puente de las Américas. Se hablaba de ser el Puente de las Américas con mucho entusiasmo a través de esa década pero nunca hubo acción. Miami se convirtió en el Puente de las Américas y como tal en la ciudad mas importante de Latinoamérica. ¿Porqué no San Juan, Puerto Rico con su localización geográfica e idioma que por mucho aventajaba a Miami?

Pues no fue la falta de poderes. Fue la falta de acción, la falta de empresarismo y la asfixiante burocracia gubernamental que extingue el ánimo a muchos potenciales empresarios locales; todas características de nuestra cultura política de pueblo. Si los ciudadanos de los 50 estados pueden comerciar y aumentar sus lazos comerciales con latinoameríca; ¿qué nos está deteniendo a nosotros si las mismas leyes que nos aplican a nosotros les aplican a ellos también?

Mientras el pueblo de Puerto Rico siga abrazando la cultura de que el éxito de la economía viene de la mano de la gestión central del gobierno seguiremos siendo unos fracasados no importa el status que acojamos ya que la economía se gestiona en el piso donde está el pueblo y no en los pulcros pasillos de las oficinas del gobierno.

Nuestro problema no solo es la falta de empresarismo y visión; lo cual no nos permite beneficiarnos de todo un continente al Sur nuestro listo para comprar aquello que nos distingue y de comprarles a ellos aquello que nos enriquece, sino nuestra idiosincracia cultural que nos distingue en la creación de toda una burocracia gubernamental gigantesca que asfixia el ánimo de cualquier empresario. Esta falta de visión y burocracia inútil asfixiante explica porque las grúas del puerto de Ponce han estado casi 10 años sin ser usadas en lo que sería un puerto libre de transbordo. (Pues sepan que ya República Dominicana nos pasó por el lado con la idea.) Esta es la razón por la cual la base de Roosevelt Roads todavía está moribunda de acción a 10 años de la marina haberse retirado de allí. Sin embargo, mire lo que los filipinos lograron hacer creando 70,000 empleos en menos de 5 años  con una base idéntica a la de Roosevelt Roads después que la marina de los EEUU se retirara de allí. LINK

Mientras los puertorriqueños sigamos abrazando la idea de que la economía viene de la mano de la gestión gubernamental y no germine en nosotros el espíritu empresarial seguiremos fracasando; porque el dinamismo de una economía  es solo un reflejo de lo emprendedor que es el ciudadano de la calle y no de cuan interventor es el gobierno central.

Démoles gracia al ELA por que bajo este status los políticos de nuestra estirpe tienen las manos atadas y no pueden destruir esta economía mas de lo que han logrado hasta ahora con su ineptitud, altos impuestos a los comercios y burocracia asfixiante.

PROTECCIONISMO ECONÓMICO

Otra política que no podemos implementar en Puerto Rico debido a nuestra falta de PODERES SOBERANOS son políticas de proteccionismo económico. Aún cuando hay ciertas políticas de proteccionismo económico implantadas en estos momentos bajo el status que ostentamos la realidad es que el ELA nos protege de políticos económicamente analfabetos los cuales impondrían este tipo de política a diestra y siniestra haciendo de nuestras vidas una aún mas pobre e infernal. Políticas que no pueden implantar en este momento debido a que estaría en contra de la jurisprudencia americana.

Las políticas de proteccionismo económico solo benefician a la economía en situaciones bien particulares y solo por un número definido de años; nunca de forma indefinida. Este tipo de políticas protegen intereses económicos de empresarios que de otra forma no pueden competir con los productores extranjeros los cuales nos ofrecen productos mas baratos. Lo absurdo de estas políticas es que los políticos convencen al pueblo de que estas leyes lo benefician al restringirle, a ese mismo pueblo, la libertad para que no compre aquello que le beneficia económicamente. ¿Suena alocado no? Pero esto es lo que las políticas proteccionistas hacen. LINK

LA APLICABILIDAD DE LAS LEYES DE CABOTAJE

No hay duda alguna de que las leyes de cabotaje no nos ayudan económicamente. Sin embargo, tenemos que entender que las leyes de cabotaje solo aplican a cargamentos embarcados desde los EEUU a Puerto Rico. Por tanto, esta desventaja es solo un reflejo de la falta de empresarismo económico en nuestro pueblo que no busca forma de hacer vínculos con otras partes del mundo. La razón de esto no es el status.

Las leyes de cabotaje no aplican para embarcaciones que vienen de otros países. Nada nos está deteniendo de comprar nuestra comida, muebles y otros artículos de latinoamérica. Lo único que nos detiene es nuestra falta de empresarismo y la politiquería nacional que vé cualquier acercamiento a latinoamérica como una amenaza a nuestra relación con los EEUU.

Las leyes de cabotaje afectan mas al precio de la comida y no tanto al precio de los otros artículos de manufactura que se compran desde los EEUU. Si Puerto Rico se hubiera movido a crear un puerto de transbordo entre latinoamérica, EEUU y Europa hubiéramos podido mitigar la mayor parte de los costos extras de las leyes de cabotaje. Un puerto de transbordo hubiera transformado la economía de Puerto Rico de una forma profunda y autóctona ya que hubieramos estado explotando nuestra estratégica posición en el caribe.

En Puerto Rico se habla de esto desde la década de los 80; ¡PERO NO SE ACTÚA!

El impacto adverso que pueda tener las leyes de cabotaje en la economía de la isla es mas un reflejo de la falta de empresarismo del pueblo de Puerto Rico, de la politiquería barata, y de nuestra disfuncionalidad politico cultural como pueblo donde vemos al empresario como un abusador al cual hay que acorralar y controlar para que no se enriquezca de forma “desmedida” con toda un andamiaje. ¡NO DEL STATUS!

EL NO PODER ACUÑAR MONEDA

Uno de los argumentos que los independentistas enarbolan como una desventaja del ELA es el no poder acuñar su propia moneda y así poder controlar la emisión de la misma según los vaivenes de la economía.

Sin embargo, al evaluar la historia de latinoamérica y oír como muchos de estos líderes celebran la gestión de los gobiernos latinoamericanos para con sus monedas; como en Venezuela y Argentina, me doi cuenta como el ELA nos ha protegido de políticas que solo nos hubieran llevado a la mas ruinosa situación económica de forma permanente. Y digo permanente ya que estos políticos descerebrados son mas ideológicos que pragmáticos; por tanto por mas que la economía se vaya arruinando nunca corregiran su camino. Venezuela y Argentina son los mejores ejemplos de este tipo de políticos.

No hay que hacer un gran esfuerzo mental para pronosticar que ante la falta de dinero de parte del gobierno este imprimiría mas moneda arruinando así los ahorros de todos los puertorriqueños. Los líderes que han gravitado a las esferas de poder en Puerto Rico son los mismos que gravitarían a las mismas bajo la independencia. No hay que tener mucha imaginación de cuan desastrosa sería la gestión económica de estos analfabetas económicos.

Kaynes comentó una vez que cuando un gobierno necesita mas dinero para gastar puede hacer una de dos cosas; la primera opción es confiscar un porciento de los ahorros de todos los ciudadanos. Esto, sin embargo, destruiría la carrera política del que se atreva a plantear tal acción. La segunda opción es imprimir mas dinero lo cual es exáctamente lo mismo que la primera opción, pero ante la falta de educación del pueblo sobre como funciona la economía, no habría objeción para implementarla ya que nadie vería sus ahorros en peligro. La gente no ve una conección entre imprimir dinero y la pérdida de valor de sus ahorros; por tanto no estarían en contra de tal medida que a la larga los llevará a la ruina.

La realidad es que la mejor opción es no tener moneda propia, como bien han hecho El Salvador, Ecuador y Panamá al usar el dolar americano como moneda nacional. La segunda mejor opción es determinar un valor fijo de la moneda nacional con respecto al dolar através de una política reservada y transparente de política monetaria manteniendo fijo el suplido de nueva moneda. Esta opción es equivalente a la primera pero permite mantener la ilusión de independencia monetaria. La única desventaja de esta segunda opción es que tarde o temprano líderes populistas no podrán aguantar la tentación de manipular la moneda, comenzando así el largo camino hacia la disfunción de la gestión gubernamental y la eventual miseria de la población en general.

Aquel que conociendo la historia de Puerto Rico y su cultura política crea que la segunda opción es válida no queda mas remedio que diagnosticarlo con el Síndrome de la Mujer Maltratada. No importa cuan ruinosa se haya desmotrado, una y otra vez, este tipo de política siempre tendrá la ilusión de que la próxima vez va a ser exitosa.

En fin, dele gracias al ELA de que nuestros políticos no puedan implantar política monetaria alguna precisamente porque bajo este status no se puede acuñar moneda alguna.

En otras palabras y nuevamente, el ELA nos protege.

¡Esto pudo haber sido mucho peor!

PERMISOLOGÍA

Aunque la permisología  no es uno de los argumentos presentados por aquellos que abogan por un cambio de status para mejorar las cosas; lo incluyo aquí precisamente para hacer el punto de lo desenfocado que es esta visión de que el status es la razón de nuestra disfuncional economía. Puerto Rico cuenta con todo un entramado de permisología que solo se puede describir como uno diseñado para desalentar el empresarismo. ¿Cómo un cambio de status va a cambiar esto si esto no es mas que un reflejo de nuestra cultura política la cual llevaremos puesta no importa el status que ostentemos? Mientras que en los países exitosos el proceso de permisos necesarios para comenzar un negocio se puede hacer en par de dias a un costo nominal, en Puerto Rico el mismo es un proceso largísimo que cuesta mucho dinero, tiempo y energía. Muchas personas se ven desalentadas en comenzar con sus propios negocios nada mas por lo engorroso y oneroso del proceso. Esta es la razón principal de nuestra maltrecha economía local. Sin embargo, se viene hablando de mejorar este sistema desde hace décadas sin que se tome acción. Nuevamente, nuestra cultura política es una de pasivismo y mediocridad donde la acción está ausente. ¿Qué tiene que ver nuestro status con esta cultura disfuncional?

LA ESTADIDAD RESUELVE TODO

El argumento mas patético de aquellos que abogan por un cambio de status para mejorar la economía viene del lado estadista; pero el mismo es bien útil para hacer ver lo inepto, incapaz, intelectualmente fronterizo e insalubre del estado mental del político puertorriqueño.

Abogar por mas ayudas gubernamentales como estrategia de desarrollo económico es la mejor prueba de que el político puertorriqueño es un ser hueco y trágico. Demuestra y subraya el mensaje que quiero diseminar en este portal de que los políticos de los 2 partidos principales abrazan los discursos de izquierda sobre el protagonismo de la gestión central del gobierno para el desarrollo económico.

Dado que las mismas limitaciones que se ven en el ELA también se reflejarían bajo la estadidad, siendo estas limitaciones producto de una cultura política que ve la gestión del gobierno como necesaria para el bien de todos, lo que el político estadista nos presenta es mas de lo mismo. Puerto Rico quebraría igual, solo que bajo la estadidad habrían mas ayuda federales. ¿Cómo esto cambia la cultura política y el espíritu empresarial en Puerto Rico? Nadie lo explica. Porque para esta furiosa especie el problema no está en la mala gestión de la función gubernamental sino en el hecho de que bajo el ELA hay menos dinero en cupones, plan 8 y WIC que bajo la estadidad. Esto no solo es patético sino que debe causarle un dolor en el alma a cualquier puertorriqueño.

Muchos de forma deshonesta señalarán que esta forma de pensar es un reflejo de la mentalidad de aquellos que abogan por la estadidad bajo el PNP. Pero esto no es así. El pueblo puertorriqueño es UNO y solo UNO. Todos abrazamos la misma cultura de que la gestión central e interventora del gobierno es central y necesaria para la supervivencia del país. Para los del PNP que abrazan esta cultura esto se refleja en ver las ayudas federales como la salvación. Para los que apoyan al PPD esto se traduce en lo mejor de los dos mundos, ya que bajo este status recibimos ayudas federales que no recibiríamos bajo la independencia. Para los que apoyan el PIP, MUS, PPT esto se refleja en toda una retórica sobre las virtudes del socialismo estatal interventor. Como ven es la misma cultura de pueblo que dependiendo del camino en el cual se embarquen se reflejará en diferentes formas de protagonismo e intervención gubernamental.

EL CAMINO HACIA UN CAMBIO DE STATUS

Si nos sentamos y hacemos un frío cálculo de la condición puertorriqueña veremos que, el argumento de que el status político hay que resolverlo primero para mejorar la economía hace agua. La razón por la cual los puertorriqueños no hemos demandado un cambio de status es precísamente debido a las condiciones económicas en que se encuentra nuestra isla y nuestra falta de confianza en nuestra propia gestión. Una vez que estas condiciones mejoren considerablemente y que los puertorriqueños logremos confiar en nuestra propia gestión de país entonces reclamaremos un cambio de status. Este desarrollo económico se puede dar bajo el ELA y tiene que suceder bajo el ELA ya que es precisamente el pobre desempeño de la economía lo que permite que continúe la vigencia de este status en las elecciones.

El contra argumento a esta propuesta de aquellos que abogan por la resolución del status a toda costa es que precísamente es el status existente el que frena el pleno desarrollo de la economía de Puerto Rico y por tanto es urgente resolver el mismo para desarrollarla. Mas equivocados no pueden estar los que abrazan esta visión de las condiciones actuales de nuestra isla. Puerto Rico está fracasando en su gestión económica y de país por razones que en nada tienen que ver con el status como ya lo he explicado en este artículo.

Los separatistas sueñan con un cambio de status para poder implantar todo un tipo de política impuesta desde el altar gubernamental que en estos momentos no se puede debido al status que ostentamos. En otras palabras el status nos da cierta protección de este tipo de político. Los políticos estadolibristas tienen la misma visión del gobierno interventor pero están limitados por la jurisprudencia americana para nuestra buena fortuna. Los políticos estadistas puertorriqueños también tienen esta visión sobre el papel de la gestión gubernamental en la economía pero abogan por la estadidad ya que recibiríamos mas ayudas federales, como si esto fuera una estrategia de desarrollo de país digna de nuestro pueblo.

El status de Puerto Rico será resuelto  una vez que Puerto Rico se desarrolle económicamente dentro del ELA. Una vez que esto se logre con una nueva generación la misma entonces se preguntará; ¿Qué nos está deteniendo para resolver nuestro problema de status? Y sin mas contemplaciones resolverán el mismo desde una posición de fortaleza mental que le viene a todo aquel que logra su independencia económica.

Independencia económica que solo surgirá cuando cambiemos nuestra cultura política y desmantelemos a este gobierno asfixiante e inútil lo que abonará el terreno para el crecimiento de un empresariado local con el vigor y la certeza de poder buscar su enriquecimiento sin la intervención de ideólogos y burócratas de poca monta.

4 comments

  1. Dice Trías en su HIstoria constitucional de PR que Tugwell convenció a Muñoz que PR no sería un país viable sin EEUU. Muñoz creó la cultura del mantengo, el estado interventor y la dependencia a través del ELA, y un Sistema educativo dirigido a la sumisión y a la pobre autoestima del puertorriqueño. Pero, esto es historia y es tiempo de despertar y acabar con la mentalidad de impotencia, dependencia gubernamental, y socialismo de estado imperante desde el Nuevo Trato hasta el día de hoy.

    Su análisis es correcto. Una vez los puertorrqiueños echemos hacia delante dentro del ELA y logremos una sociedad próspera, segura y autosuficiente el asunto del estatus politico se resolverá. El problema es que estamos perdiendo una gran cantidad de profesionales, gente joven talentosa, yéndose a EEUU. Por otro lado no tenemos un proyecto de país fundamentado en estos principios en ninguna de las agendas de los partidos. Necesitariamos entonces un movimiento civil con estos propósitos y eso de momento no se vislumbra por lo que quedan solamente los esfuerzos individuales.

    Me gusta

    • Aunque encontrará artículos en este blog donde se menciona la trágica influencia de Rexford Tugwell en la mentalidad de nosotros los puertorriqueños, no sabía que el había sido también el responsable de la idea de que Puerto Rico era inviable como país sin los EEUU. ¡Gracias por su aportación y comentario!

      Me gusta

  2. Le quería aclarar: esa falta de empresarismo de la que usted habla tiene una raíz, la educación. En PR se enseña a ser empleado, no empresario. Así están diseñados los currículos universitarios.

    Me gusta

¿qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s