EN POS DE UNA SOCIEDAD SOLIDARIA

Las políticas de Justicia Social e Inclusión Social son las razones principales del desastre moral y de valores  que la sociedad puertorriqueña está sufriendo en estos momentos

La gran mayoría de los intelectuales, portaestandartes de este tipo de políticas, se rigen del mismo discurso marxista para explicar las desigualdades y miserias de las poblaciones pobres que nos rodean. Ellos abrazan la idea de que el Capitalismo es el causante de la pobreza y la miseria material de los segmentos en desventaja que se encuentran en la sociedad. De ahí la necesidad de crear leyes y programas que mediante dictat extienden todo tipo de ayuda al pobre para aliviar los supuestos desmanes de este tipo de sistema económico. Demás está decir que el Capitalismo no es el causante de las miserias de los hombres y si el causante de la riqueza que nos rodea. Demás está decir que la pobreza no lleva de forma automática a la disfunción social y bancarrota moral por mas que los intelectuales quieran hacer el vínculo.

Los idealistas del comunismo del Siglo XX trataron de lograr el bienestar material de todos en función de la voluntad central del gobierno, despreciando y rompiendo así el vínculo que el rol del dinero tiene en la sociedad con el proceso de Acumulación de Capital y la creación de riquezas. De igual forma los intelectuales hoy en día tratan de lograr la Justicia Social e Inclusión en función de la voluntad central del gobierno despreciando y rompiendo así el vinculo que existe entre; alcanzar los beneficios que la sociedad brinda y los valores que los individuos han de abrazar para lograr los mismos.

Al igual que los primeros fracasaron en su intento de lograr el bienestar material de sus ciudadanos mediante iniciativas coercitivas que rompían con el orden natural en la relación de los individuos dentro de la sociedad, los segundos nos llevarán al fracaso al igual con leyes coercitivas que extienden beneficios a personas por el mero hecho de ser ciudadanos sin pasar juicio de sus actitudes y los valores que ellos abrazan.

La Justicia e Inclusión Social solo se puede lograr con políticas de Solidaridad , siendo la misma un camino de dos vías, donde la sociedad se comprometa a ayudar a los miembros mas desfavorecidos de la misma con programas que también redundan en beneficio económico a la sociedad. Este tipo de política no rompe con la relación natural que hay entre individuos dentro de la Sociedad. Este tipo de política termina con la idea de un Gobierno benefactor que sustituye al Dios ausente en su afán de terminar Su labor inconclusa.

Una sociedad Solidaria es una donde todo individuo puede conseguir una actividad temporera para lograr su subsistencia en lo que consigue un trabajo fijo. Una Sociedad solidaria permite que la persona que necesita esta ayuda la obtenga y a la vez sea de beneficio a la sociedad mientras lleva a cabo la actividad asignada o escogida. Una sociedad Solidaria nunca brinda ayudas sin que haya algún vínculo entre la misma y alguna actividad. El vínculo entre el dinero y la búsqueda de ser útil para la consecución del mismo no se altera ni rompe. En este tipo de sociedad el individuo es responsable del bienestar de su hogar, no el gobierno. En este tipo de sociedad cada individuo tiene que ser útil a la sociedad para obtener beneficios de esta.

Dado la necesidad que cada individuo tendría de salir de su casa y llevar a cabo una actividad por 8 horas, se alentaría de esta forma la búsqueda, de un empleo o crear el mismo en la empresa privada. Después de todo, ¿Quién quiere trabajar por 8 horas para recibir un cheque apenas suficiente para subsistir? Los que participen de este programa se verían incentivados a buscar empleo en la empresa privada aunque pague poco.

El Rol del Dinero en la sociedad no se vería afectado con este tipo de ayuda ya que el mismo estaría vinculado a una actividad.

¿Cómo se constituiría una sociedad Solidaria? Para lograr este tipo de sociedad habría que constituir toda una nueva burocracia para identificar y asignar todo tipo de actividades útiles que en estos momentos no se están llevando a cabo. En este tipo de sociedad el individuo solo puede acceder a la ayuda al llevar a cabo alguna actividad ya reconocida. Bajo ninguna circunstancia el gobierno extendería esta ayuda a ninguna persona que no quiera trabajar porque no le gusta ninguna de las actividades disponibles. Cualquier persona que decida no entrar en alguna actividad es porque realmente no necesita de la ayuda o está mentalmente enfermo. Este programa en nada afectaría a aquellas personas que se les haga imposible laborar debido a alguna condición física.

Necesitamos cambiar el discurso cursi de la Justicia Social, Inclusión y Desigualdad Económica; y empezar a abrazar un discurso realista en armonía con las circunstancias que la existencia misma en este mundo nos impone.

¿qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s